3. Ciclo sobre directorxs // Céline Sciamma

Retrato de una mujer en llamas

Esta película es estrenada en 2019, fue dirigida por Céline Sciamma, una mujer lesbiana, quien tiene como tema común en sus películas la fluidez del género y la identidad sexual de niñas y mujeres. Y además tiene un 98% en rotten tomatoes, ¡ojito! Y las previas, Tomboy (2012) y Girlhood (2015) tienen 96%. ¡Ojete!


“Retrato…” está situada en la Francia de 1760, cuando nuestra protagonista, Marianne (Noémie Merlant), recibe el encargo de pintar el retrato nupcial de Héloïse (Adèle Haenel), una joven que acaba de salir del convento. Como Héloïse no quiere casarse, rechaza dejarse retratar, por lo cual Marianne deberá hacerse pasar una dama de compañía, observandola durante el día y pintándola en secreto a la luz de las velas durante la noche.


Los primeros momentos de libertad de Héloïse, compartidos con Marianne forjaran una relación amorosa que convertirán ese retrato en testimonio de su amor. Suficiente para despertarnos ratones de época, con escenas eróticas hechas por y para mujeres.


Y a esto hay que sumarle el contexto: Sciamma escribió la obra con su ex pareja y colaboradora habitual, Haenel, para reflexionar, justamente, sobre la relacion entre musa y artista. Una maravilla!

E imaginemos la tensión sexual durante la filmación bajo la dirección de Céline con su preciso estilo. Al respecto, la directora de fotografía Claire Mathon explica que “las tomas largas de las dos actrices fueron extremadamente coreografiadas, hasta el milímetro de la posición de sus caras en relación con la otra”.


Y es que el gran desafío que enfrentaron Sciamma y Mathon fue cómo sostener la luminosa luz de los exteriores durante las escenas interiores. Si bien la película transcurre en Bretaña, donde se filmaron muchos exteriores, mucho sucede en el interior de un castillo del siglo XVIII, para el cual consiguieron un lugar perfecto en un suburbio parisino, que no había sido restaurado y había quedado casi intacto en su pintura, color y textura, y con una fachada desgastada perfecta para la ocasión.


Sin embargo, Mathon necesitaba generar mucha luz en esos inmaculados interiores, con todos los límites que un monumento histórico implican para colgar luces.

Entonces decidieron ir por mas y construir una plataforma enorme e iluminarla desde el exterior de las ventanas, algo muy jugado para una película de bajo presupuesto, ya que consume mucho tiempo y dinero. Pero lo hicieron, y cada destello de luz en la piel de los personajes justifica esa decisión. “ Era como si la luz emanara de los rostros”, dice Mathon, y tiene TANTA razón.

Lamentablemente, esta película fue internacionalmente reconocida después de que Polanski fuera anunciado como Mejor Director en los Premios César de la Academia de Cine Francesa por su película "J'accuse". Ese día, Adèle Haenel, se levantó inmediatamente de su asiento y abandonó el auditorio al grito de “Bravo la pédophilie" ("Bravo pedofilia"), en una alusión a la condena de 1977 a Polanski por violar a una niña de 13 años, por la cual abandonó los Estados Unidos para no recibir su sentencia y ha evitado volver desde entonces. La misma Haenel se había pronunciado anteriormente sobre un abuso a manos del director Christophe Ruggia cuando tenía 12 años.


Esta situación abre una vez más el debate, incluso entre nostrxs mismos respecto a la cultura de la cancelación, las obras artisticas con autores problemáticos y el lugar de las mujeres en una industria audiovisual que sigue mirando al costado cuando refiere a delitos contra las mujeres.

Es un debate que sigue abierto, y respecto al cual sigo preguntandome constantemente. Hoy, les puedo decir que, así como aprendimos que la memoria y la verdad iban de mano de la justicia, poder dar cuenta de las atrocidades que se han cometido en nombre del arte es una necesidad histórica. Y recordar las obras, así como los artistas, que elegimos, como sociedad, enaltar a pesar de sus muy reconocidos delitos y maltratos a mujeres y niñas, es necesario, siempre y cuando sepamos ponerlos en contexto, dejando en claro de dónde vienen. Y no seguir dandole premios a delincuentes buscados internacionalmente. ¿Se entendió? Nota por: Natalia Ávalos

10 vistas
  • YouTube - círculo blanco
  • Vimeo - círculo blanco
  • LinkedIn - círculo blanco
  • Facebook - White Circle
  • Instagram

@productoraDzVertov